Ganancias extraordinarias en el transporte marítimo de cargas

Escasez de contenedores impulsan precios al alza en el transporte marítimo de cargas. El COVID-19 ralentizó y desarticuló el movimiento. Hoy la demanda empuja los precios hacia arriba.

El COVID-19 fue uno de los elementos que modificó el esquema natural del transporte mundial. En principio, desordenó envíos de vacios y ralentizó cargas, motivo por el cual el mercado del comercio exterior se frenó inmediatamente. Como consecuencia de ello, desde la demanda de productos, las calles vacías, y el intento casi de alcanzar a cero el consumo hizo que se agoten stocks naturales. Culminada la pandemia, recomponer stocks y la pseudo explosión de consumo evidenció la necesidad de reacomodar el mercado del transporte habida cuenta de la necesidad de contar con los TEU’s necesarios para el transporte. Como un resorte que fue comprimiéndose, hoy aun, esos movimientos hicieron incrementar fuertemente los costos. Las navieras trabajan a full, los tiempos no alcanzan, y mucho menos los contenedores.

Ganancias que superan todo lo pensado son las que están obteniendo las navieras a nivel internacional.

Con los resabios de la pandemia por coronavirus y la aún vigente “crisis de los contenedores”, empresas –y por consiguiente consumidores- ven con desagrado como los costos van creciendo día a día.

El avance de las vacunas en todo el mundo y la baja de la circulación del virus de Covid-19 ha hecho que el tránsito de mercaderías siga incrementándose a raíz de la demanda de los consumidores, pero lo que no se ha podido solucionar es el faltante de contenedores que como consecuencia ha hecho que las rutas marítimas más utilizadas –como pueden ser entre Asia y Estados Unidos, Europa o América Latina- incrementen sus tarifas que han marcado hasta el 500% en destinos puntuales y con mucha demanda.

Los únicos ganadores, si es que se pudiese adaptar el término, han sido las navieras.

Por caso, una muy conocida por estos lares como Maersk, tal vez la más grande, ha registrado el mayor nivel ingreso desde su propia creación hace nada menos que 117 años.

Las ganancias de la naviera superaron los US$ 5.900 millones, con ingresos totales de poco más de 16.600 millones de dólares.

Es que el sector naviero en general ha registrado en los últimos veinte años ganancias por 83.500 millones de dólares, aunque vale la aclaración que son números donde no se tienen en cuenta los beneficios y los impuestos.

  • ¿Qué proyectan para 2022? Ganancias por 150.000 millones de dólares.

Dicho de otro modo, duplicarán en apenas un año lo que ganaron en casi sus últimos 20 años de historia.

¿Y Argentina? ¿Y Mar del Plata? ¿Y otros puertos donde llega la naviera?

Hacen “malabares” para poder brindar un servicio acorde como lo están haciendo pero que no impacte significativamente en las empresas a la hora de elegir las navieras para transportar ya que debido a la crisis en las cadenas de suministro se extenderá a lo largo del presente año.

Senator Internacional, empresa operadora de cargas que tiene su sede en Hamburgo, Alemania fue absorbida por Maersk, en realidad fue adquirida por cifras que no han sido públicas.

De este modo, la única naviera que llega a Mar del Plata, continúa con su plan de expansión y tratando de quedarse con la mayor porción de un mercado signado por la incertidumbre pero a sabiendas que entre el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y sumado a la crisis de los contenedores, tendrá sus enormes beneficios.

Consultado por  PESCARE uno de los despachantes de Aduana del puerto marplatense, reafirma que los costos han subido y que es muy difícil hacer proyecciones hoy en día, de acuerdo a lo que hemos contado aquí.

“Es un día a día. Los precios pueden varias hasta 3 o 4 veces en la misma jornada. Se hace complicado trabajar así. Nosotros tenemos clientes muy fieles y es una desprolijidad estar cambiando todo el tiempo los valores. Lo comprenden, pero no es la manera de trabajar. No es culpa de nadie puntualmente, sino de un sistema que nos parece, algunos lo usan de excusa para sacar sus ventajas”, comentó el despachante.

Por Gustavo Seira

Fuente: Pescare

Guerra en Ucrania: Así le afecta al transporte marítimo global

Si bien la situación sigue siendo muy fluida, a Drewry evaluó el impacto inmediato en los principales sectores del transporte marítimo.

Granos

La consultora estima que la guerra obstaculizará el comercio de granos y carbón. Tanto Rusia como Ucrania son actores importantes en el mercado mundial de exportación de granos, cualquier guerra prolongada conducirá a una caída en el comercio de granos fuera de la región del Mar Negro, mellando el empleo de buques graneleros.

Rusia también es un importante proveedor de carbón y suministró el 42% de las importaciones totales de carbón de la UE en 2021 y el 16% de las necesidades mundiales de carbón. Dada la incertidumbre, es poco probable que las mineras de otros países exportadores de carbón aumenten la producción para contrarrestar la participación de Rusia en el corto plazo. En consecuencia, los precios del carbón han comenzado a subir. Además, es muy poco probable que el gasoducto Nordstream 2 obtenga la aprobación de la UE, lo que ejerce más presión sobre los precios del carbón, ya que la UE se verá obligada a cambiar a la generación de energía a base de carbón.

Aceites

Rusia y Ucrania son los mayores exportadores de aceite de Girasol y representaron el 79% del volumen del comercio mundial en 2021. El tercer y cuarto mayor exportador de este producto, Argentina y Turquía, representan solo el 7% y el 5% del comercio mundial. Por lo tanto, si la guerra se prolonga, será difícil para los importadores de aceite de girasol encontrar un suministro alternativo de aceite vegetal, ya que las exportaciones de aceite de girasol de estos dos países aportan alrededor del 9 % del aceite vegetal mundial. Así, el comercio mundial de aceite vegetal eventualmente comenzará a disminuir, lo que afectará la demanda de tonelaje y las tarifas de flete en el mercado de petroleros MR de clase IMO.

Petróleo

Si la guerra persiste por mucho tiempo o si Occidente impone sanciones a las exportaciones de crudo ruso, será difícil que otros proveedores llenen el vacío creado por los barriles rusos. Rusia representa alrededor del 11,5% del suministro mundial. Por lo tanto, incluso si los barriles iraníes regresan al mercado después de la posible eliminación de las sanciones, no será suficiente para reemplazar completamente el petróleo ruso del mercado. Cualquier posible interrupción del suministro de crudo de Rusia a largo plazo dañaría el comercio mundial de crudo. En tal caso, Las tarifas de fletamento en el mercado de tanqueros de crudo en tal caso disminuirán después de la firmeza a corto plazo.

Gas natural

Se espera que un conflicto prolongado haga que los países europeos se alejen de los productos energéticos rusos. Las sanciones de la UE a las inversiones en el sector de petróleo y gas de Rusia afectarían el desarrollo de proyectos de licuefacción de GNL en el país al tiempo que impulsarían el potencial de proyectos en EE. UU. y África. Se espera que el suministro de GNL se mantenga ajustado durante los próximos cinco años, lo que mantendría altos los precios del GNL con una mayor posibilidad de que el GNL sea reemplazado por carbón.

GLP

Drewry estima que la guerra es en parte culpable del aumento de los precios del petróleo, que a su vez ha afectado a los precios del GLP y del búnker. Si bien los precios del GLP se han fortalecido, el descuento de la materia prima en relación con la gasolina se ha ampliado, aumentando la demanda de GLP como materia prima petroquímica. Sin embargo, los precios de las olefinas no han aumentado en línea con otros productos básicos, lo que presiona los márgenes de la petroquímica y, a su vez, las tasas operativas en las instalaciones petroquímicas. Mientras tanto, los precios más altos del bunker están mermando las ganancias de los buques en el sector, lo que puede respaldar un aumento en las tarifas de TC.

Portacontenedores

El conflicto ha impactado al sector de dos maneras: ha resultado en un aumento de los precios del petróleo y ha llevado a muchos países a imponer sanciones a Rusia para aislar a esta última. Es probable que el aumento en los precios del búnker ejerza una mayor presión alcista sobre las tarifas de flete en un mercado que ya es históricamente alto. También se espera una serie de cambios en las estructuras de servicios de línea por parte de las principales líneas navieras que han dejado de aceptar reservas desde y hacia los puertos rusos en línea con las sanciones anunciadas por varios países. MSC y Maersk han mencionado que la suspensión de su servicio también abarcará los puertos rusos en el Báltico y el Lejano Oriente, además de los puertos del Mar Negro.

Exclusión de Rusia del transporte marítimo mundial

La guerra entre Rusia y Ucrania seguirá teniendo efectos de gran alcance en el comercio, la tecnología y el transporte marítimo mundiales. Para las líneas navieras, es importante identificar y comprender las implicaciones de la guerra, así como las sanciones a Rusia que tendrán en el transporte marítimo y el mercado de carga. El analista jefe de Xeneta, Peter Sand, habló sobre cómo el comercio marítimo de Rusia está cayendo después de la invasión de Ucrania.

“Los Expedidores con carga con destino a Rusia preguntan: ‘¿Qué puedo hacer?’ Dado que los principales operadores europeos dejaron de recalar en los puertos rusos, los importadores con carga con destino a San Petersburgo y Novorossiysk se enfrentan a una serie de problemas”, dijo Sand.

“Sus cargamentos ahora están repartidos en diferentes puertos, todos en el lugar equivocado, con los principales puertos (europeos) rehuyendo por completo el manejo de contenedores con destino a Rusia”, añadió.

Las cifras de Xeneta también muestran una caída en las tarifas en los intercambios en las regiones del Mar Negro y el Báltico, ya que el comercio con Rusia y Ucrania se detuvo debido a las sanciones y las decisiones de muchas líneas navieras de no aceptar más reservas hacia o desde la región. En general, los expedidores pueden esperar ver mayores factores de ajuste del búnker [BAF] a medida que aumentan los costos del combustible.

Impacto en la oferta y la demanda

Para Sand “la logística global se volvió un poco más difícil de manejar de lo que sugiere la situación crítica. Supongo que todos saben que las cadenas de suministro globales están bastante tensas en este momento como resultado de dos años luchando contra Covid-19. La exclusión de Rusia de las redes y el transporte marítimo mundial, que representan entre el 2% y el 3% de los productos en contenedores mundiales, es obviamente otra interrupción además de lo que ya vemos en el mercado”.

Para Rusia, las suspensiones serán un nuevo golpe para su economía y el nivel de vida de sus ciudadanos, ya que los bienes importados corren el riesgo de escasear. Los precios de algunos productos electrónicos ya se han disparado alrededor de un 30% a medida que el rublo se desplomó.

“Esto significa más para Rusia que para el comercio mundial”, indicó Sand, quien recalcó que “tendrá un impacto en el público en general en Rusia, así como en las empresas”, recalcó.