España destina 60 millones de euros para fortalecer el transporte marítimo frente al de carretera

La Comisión Europea autorizó hoy a España el uso de 60 millones de euros dentro del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para fomentar el transporte marítimo frente al de carretera. España es uno de los países de Europa más dependientes del uso de camiones para traslados dentro y fuera del territorio pese a que cuenta con miles de kilómetros de costa y excelentes infraestructuras portuarias.

La previsión es que este plan esté en vigor hasta 2026 y promoverá el transporte marítimo por ser más ecológico, pero al mismo tiempo potenciará el uso de buques más respetuosos con el medio ambiente. La UE viene defendiendo desde hace años las vías marítimas, autopistas del mar, que pueden combinar la utilización de vehículos pesados y barcos reduciendo sensiblemente la circulación por las carreteras y autopistas convencionales.

La propuesta española prevé subvenciones directas a todos los transportistas interesados para compensarles por la reducción de los costes externos (contaminación, ruido, congestión y accidentes) al incrementar el uso del transporte marítimo. La medida será beneficiosa a efectos medioambientales, contribuirá a la coordinación de los transportes y no afectará a la competencia.

Las conexiones entre los puertos españoles como Vigo, Gijón o Bilbao con otros del centro y norte de Europa han sido frecuentes en los últimos años. También las conexiones mediterráneas a partir de Algeciras, Valencia o Barcelona, entre otros muchos puertos, son mejorables. Sin embargo, algunas de esas líneas subvencionadas tuvieron que cerrar cuando dejó de fluir el dinero comunitario. La utilización de ferris que pueden cargar vehículos pesados es una solución que mejora el tráfico por carretera.

Capacitarán sobre nuevas reglas en el transporte marítimo internacional

De mercancías y comercio exterior, será gratuita este 28 de abril

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) anunció hoy que realizará un taller virtual gratuito para capacitar respecto a la entrada en vigor del ‘Convenio de las Naciones Unidas sobre el Transporte Marítimo de Mercancías de 1978’, también conocido como las ‘Reglas de Hamburgo’.


La capacitación se realizará a través de La Dirección de Políticas y Normas en Transporte Acuático y Logística del MTC.
La cita es este 28 de abril a partir de las 17:30 horas. La capacitación está dirigida a operadores de justicia y funcionarios del Poder Ejecutivo con competencias en la implementación del tratado.


Este convenio establece un régimen internacional de normas que se aplican al transporte marítimo de mercancías, reemplazando a las Reglas de la Haya, que se conoce también como la Convención Internacional para la Unificación de Ciertas Reglas en Materia de Conocimiento de Embarque, acogida en Bruselas en 1924.


El taller se impartirá a través de la plataforma virtual de Cisco Webex; en el siguiente link https://mtcperu.webex.com   y contará con la participación de abogados nacionales e internacionales especialistas en la materia.


Durante la actividad se hablará sobre las principales implicancias jurídicas que instaurarán las Reglas de Hamburgo en el transporte marítimo de mercancías en régimen de conocimiento de embarque.


El nuevo régimen tendrá un impacto positivo en exportadores e importadores de mercancías por transporte marítimo internacional.


Además, permitirá la modernización y perfeccionamiento de la legislación nacional con respecto a esta materia.

El precio del transporte marítimo se cuadriplica desde el estallido del Covid-19

El coste de los fletes marítimos ha pasado de 1.732 dólares a finales de enero de 2020, hasta 8.042 dólares la última semana, según datos del Drewry’s World Container Index. La ruta más cara es la que comunica Shanghái con Génova, de 12.232 dólares.

Los precios de los fletes no cesan su escalada. La pandemia y ahora la invasión de Ucrania han tensionado la cadena global de suministro y los precios llevan ya tres años acumulando grandes incrementos. En concreto, el precio de transportar un contenedor estándar, de cuarenta pies (doce metros), se ha más que multiplicado por cuatro desde el inicio de la pandemia, pasando de 1.732 dólares a 30 de enero de 2020 a 8.042 dólares el pasado 7 de abril, según datos del World Container Index elaborado por Drewry.

A pesar del ascenso, la cifra se ha moderado respecto al pico alcanzado en septiembre del pasado año, cuando el índice marcó un precio por flete superior a 10.000 dólares. Desde entonces, la cifra se ha ido moderando, marcando subidas y bajadas, pero sigue sin recuperar valores anteriores a la pandemia. En concreto, el precio actual del contenedor más que duplica el precio medio de los últimos cinco años, que se sitúa en 3.208 dólares.

Hace un año, en abril de 2021, el precio del contenedor ya se encontraba por encima de la media, alcanzando 4.911 dólares, por lo que, en un año, el precio del flete se ha incrementado un 64%. Por rutas, Shanghái a Génova es la más cara, con un precio medio por flete de 12.232 dólares. De hecho, son las rutas con salida de la capital económica china las que cuentan con un precio más elevado.

Shanghái está inmersa en un confinamiento estricto para paliar el número de casos de coronavirus en la ciudad, que el pasado domingo llegó a su cifra récord. A causa de la política de Covid Cero de China, muchas fábricas de la ciudad como la de Tesla o la de Pegatron, proveedor de Apple, se han visto obligadas a parar la producción, y los trabajos en el puerto también se han retrasado. La pasada semana, la ciudad contaba con una cola de 300 barcos esperando atracar en su costa, cuando, normalmente, cuentan con un ritmo de cien descargas de naves por día.

Así, el precio de enviar mercancías desde Shanghái al puerto de Génova es un 62% más caro que un año atrás. Por su parte, el coste de fletar mercancías de Shanghái a Nueva York se ha incrementado un 69%, hasta 11.303 dólares; hacerlo a Rotterdam cuesta un 59% más que un año atrás, hasta 10.845 dólares, y el envío de mercancías de Shanghái a Los Ángeles ha subido su precio un 110%, hasta 8.824 dólares.

En el último año, el precio que más se ha incrementado el último año es el del tráfico entre Rotterdam y Nueva York, que ha escalado un 163% y de Los Ángeles a Shanghái, que ha escalado un 136%. Por el contrario, los que registran menores incrementos son de Nueva York a Shanghái, con un 59% y de Shanghái a Rotterdam, que se ha encarecido un 38%. Por su parte, la ruta que une Rotterdam con Shanghái es la única que ha rebajado su precio respecto al pasado año y lo ha hecho en un 1%.

La subida de costes en el transporte echa más madera a la inflación, que está alcanzando récords en diversos países. Según un estudio realizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el incremento del coste de los contenedores marítimos en 2021 agregará 1,5 puntos a la inflación global en 2022.  Además, la entidad dirigida por Kristalina Georgieva sostiene que el precio del transporte marítimo seguirá subiendo hasta finales de 2022.

El ritmo del comercio mundial se moderará en 2022

“El aumento de los costes de transporte afecta a los precios de las mercancías importadas en el muelle en un plazo de dos meses y repercute rápidamente en los precios de los productores, muchos de los cuales dependen de insumos importados para fabricar sus productos”, señalan desde la entidad.

El FMI también señala que los países que más vulnerables se muestran ante la escalada de costes del transporte marítimo son los que la mayor parte de lo que consumen son importaciones, además de los países que suelen pagar un coste de transporte más alto, como aquellos sin litoral, de renta baja y los estados insulares.

Ante la escalada de precios, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad) señaló en su último informe publicado en febrero que el comercio mundial iba a moderar su crecimiento en 2022. En cuanto a los flujos comerciales, el informe prevé que la tendencia a la regionalización aumente debido a diversos acuerdos comerciales e iniciativas regionales, así como a la “creciente dependencia de proveedores geográficamente más cercanos”.

Air Liquide y Sogestran unen fuerzas para desarrollar soluciones de transporte marítimo

Air Liquide y Sogestran han firmado un acuerdo para crear una empresa conjunta, que aportará soluciones de transporte, por barco y por barcaza, de CO2 líquido en grandes volúmenes, adaptadas a las necesidades de los futuros proyectos de captura de carbono (CCS) en Europa.

Esta nueva empresa fortalecerá la posición de Air Liquide en la cadena de valor de la gestión del carbono, que incluye la captura, centralización, tratamiento y transporte a sitios permanentes de secuestro de CO2.

Las tecnologías CCS representan una de las alternativas para la descarbonización de los sectores industriales más emisores de carbono. En esta perspectiva, el transporte marítimo es un medio para transportar el CO2 desde las instalaciones industriales con altas emisiones de CO2, donde se captura el carbono, hasta los sitios donde se almacenará de forma permanente.

Al combinar la experiencia de Air Liquide en CO2 con la experiencia de Sogestran en el transporte de bienes de alto valor agregado, la empresa conjunta permitirá el transporte de CO2 en forma líquida gracias a soluciones de transporte marítimo y recientemente diseñadas, invertidas y operadas como parte de esta colaboración.

Émilie Mouren-Renouard , miembro del Comité Ejecutivo de Air Liquide, que supervisa Innovación y Desarrollo, comentó que “nos complace asociarnos con Sogestran para ofrecer soluciones innovadoras para el nuevo mercado de transporte de CO2 de gran volumen. . Esta iniciativa complementa nuestras tecnologías de gestión de carbono para apoyar a nuestros clientes industriales en sus estrategias de descarbonización. Ilustra el compromiso de Air Liquide de contribuir activamente al surgimiento de una sociedad baja en carbono. »

Pascal Girardet, CEO de Sogestran, declaró que “Air Liquide y Sogestran han trabajado en una relación de confianza mutua durante los últimos años para construir soluciones confiables adaptadas para servir a esta nueva industria de CCS, lo cual está en línea con nuestra estrategia comercial basada en innovación. Nuestros equipos han podido trabajar de la mano para desarrollar barcos y barcazas capaces de transportar CO2 líquido de manera eficiente y segura. Esta empresa conjunta estará en una posición muy privilegiada para ofrecer soluciones al mercado que tendrán un impacto positivo significativo en el medio ambiente. »

La creación de la empresa conjunta está sujeta a la autorización de las autoridades competentes y se espera que se complete a mediados de 2022. Sogestran es el principal armador de vías fluviales de Francia, con una trayectoria de 74 años.