China impulsa el transporte marítimo de carbón a través de las rutas más extensas

Por
May 26, 2021
Importaciones desde Estados Unidos, Canadá, Colombia, Rusia y Sudáfrica se verán favorecidas

China sigue bloqueando el carbón australiano y está diversificando sus fuentes de importación (desde países que implican extensas rutas oceánicas), lo que impulsará la demanda de transporte marítimo de carbón en 2021, señala un reporte de Drewry.

En medio de la disputa comercial entre China y Australia, China ha aumentado significativamente sus importaciones desde Estados Unidos, Canadá, Colombia, Rusia y Sudáfrica, impulsando la demanda de toneladas/milla. Drewry espera que la demanda de transporte marítimo derivada de las importaciones chinas se expanda aún más a pesar de la previsión de una contracción del 6,6% en las importaciones totales en 2021, ya que las estrictas autoridades aduaneras chinas han cortado por completo la posibilidad que buques con carbón australiano descarguen en sus puertos.

Mientras tanto, se han producido dos cambios estructurales vitales en el transporte de carbón a China:

Primero: La parte del transporte marítimo de larga distancia aumentará a pesar del incremento del comercio en la ruta Indonesia-China. Indonesia ha firmado un acuerdo de carbón con China por valor de US$1.500 millones que permite a esta última importar carbón durante tres años. El acuerdo reforzará el transporte marítimo en esta ruta en 5-10 millones de toneladas anuales hasta 2023. En 2020, China importó cerca de 80 millones de toneladas de carbón desde Australia, pero este año las importaciones obviamente se reducirán. Sin embargo, la cuota de Australia se verá parcialmente contrarrestada por Indonesia, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Rusia y Sudáfrica. Estos cinco países lejanos a China contribuyeron con un 10% al total de las importaciones de carbón de China en el 1T20, que se fortaleció hasta el 24% en el 1T21, y esta cuota seguirá aumentando en lo que queda de 2021.

La creciente proporción de transporte de marítimo de larga distancia empleará buques graneleros durante más tiempo, creando una demanda adicional. Se tarda poco más de un mes en completar un viaje de ida y vuelta entre Australia y China. En cambio, se necesitan casi dos meses para completar un viaje de ida y vuelta entre Richards Bay (Sudáfrica) y Qingdao y cerca de tres meses entre Qingdao y Norfolk, el mayor puerto exportador de carbón de Estados Unidos. El desplazamiento de los movimientos de carga de Australia a China hacia Estados Unidos aumentaría la demanda de buques en cerca de tres veces.

El segundo cambio importante ha sido el tamaño de los buques utilizados en el transporte de carbón a China. La proporción de buques de gran tamaño ha disminuido, mientras que la de los buques más pequeños ha aumentado, especialmente los Supramax. Esto se debe a que China solía importar carbón de Australia en buques Capesize y Panamax, mientras que ahora importa de Indonesia sobre todo en Supramax. La proporción de estos últimos en las importaciones totales de carbón de China ha pasado de un tercio en el primer trimestre de 20 a más de la mitad en el 1T21. Sin embargo, Drewry estima que la cuota de los Supramax podría disminuir en los próximos trimestres, ya que se espera que China importe más carbón de Sudáfrica y de Estados Unidos, rutas que emplean buques Capesize.

Se espera que la demanda adicional de buques (debido a un cambio en el comercio entre Australia y China) impulse las ya elevadas tarifas de fletamento de los buques Supramax y Handysize en los próximos trimestres. Aunque el número total de envíos en buques Panamax podría disminuir en 2021, podría ser una ganancia neta para los armadores Panamax, ya que sus buques se emplearán en rutas más largas, aumentando su utilización.

Además, la disputa política entre China y Australia no se limita a los envíos de carbón. Últimamente, se ha observado que China ha desautorizado a los buques que transportan trigo y productos forestales australianos a descargar en sus puertos. Esto podría indicar que la prohibición de China sobre el carbón australiano podría extenderse también a otros commodities.

En general, el esfuerzo de China por abastecerse de importaciones de países más lejanos generará una demanda adicional de transporte marítimo de graneles.

Fuente: MundoMarítimo

Este sitio web guardará sus cookies