Exclusión de Rusia del transporte marítimo mundial

La guerra entre Rusia y Ucrania seguirá teniendo efectos de gran alcance en el comercio, la tecnología y el transporte marítimo mundiales. Para las líneas navieras, es importante identificar y comprender las implicaciones de la guerra, así como las sanciones a Rusia que tendrán en el transporte marítimo y el mercado de carga. El analista jefe de Xeneta, Peter Sand, habló sobre cómo el comercio marítimo de Rusia está cayendo después de la invasión de Ucrania.

“Los Expedidores con carga con destino a Rusia preguntan: ‘¿Qué puedo hacer?’ Dado que los principales operadores europeos dejaron de recalar en los puertos rusos, los importadores con carga con destino a San Petersburgo y Novorossiysk se enfrentan a una serie de problemas”, dijo Sand.

“Sus cargamentos ahora están repartidos en diferentes puertos, todos en el lugar equivocado, con los principales puertos (europeos) rehuyendo por completo el manejo de contenedores con destino a Rusia”, añadió.

Las cifras de Xeneta también muestran una caída en las tarifas en los intercambios en las regiones del Mar Negro y el Báltico, ya que el comercio con Rusia y Ucrania se detuvo debido a las sanciones y las decisiones de muchas líneas navieras de no aceptar más reservas hacia o desde la región. En general, los expedidores pueden esperar ver mayores factores de ajuste del búnker [BAF] a medida que aumentan los costos del combustible.

Impacto en la oferta y la demanda

Para Sand “la logística global se volvió un poco más difícil de manejar de lo que sugiere la situación crítica. Supongo que todos saben que las cadenas de suministro globales están bastante tensas en este momento como resultado de dos años luchando contra Covid-19. La exclusión de Rusia de las redes y el transporte marítimo mundial, que representan entre el 2% y el 3% de los productos en contenedores mundiales, es obviamente otra interrupción además de lo que ya vemos en el mercado”.

Para Rusia, las suspensiones serán un nuevo golpe para su economía y el nivel de vida de sus ciudadanos, ya que los bienes importados corren el riesgo de escasear. Los precios de algunos productos electrónicos ya se han disparado alrededor de un 30% a medida que el rublo se desplomó.

“Esto significa más para Rusia que para el comercio mundial”, indicó Sand, quien recalcó que “tendrá un impacto en el público en general en Rusia, así como en las empresas”, recalcó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *