Menor producción de mineral de hierro de Vale en 2020 impactó fuertemente al segmento Capesize

Por
December 28, 2020

La inestabilidad fue el sello distintivo del mercado de carga de graneles sólidos en 2020 y se espera que siga así hasta 2021, cuando se enfrenten nuevas oleadas de infecciones por COVID-19, tensiones políticas y condiciones climáticas inclementes. Mientras que la pandemia causó estragos en el mercado de fletes en 1T20, las colosales medidas de estímulo adoptadas por China contribuyeron a aumentar la demanda de commodities de graneles sólidos transportados por vía marítima, lo que a su vez elevó los costos de transporte en los segmentos de Capesize, Kamsarmax/Panamax, Supramax y Handysize, reporta S&P Global Platts.

Curiosamente, las preocupaciones en torno a las tan comentadas normas de la OMI sobre los límites máximos de azufre para 2020 fueron despejadas por la pandemia de COVID-19, pero las cuarentenas en todo el mundo sofocaron la demanda y retrasaron los buques, lo que provocó una disociación masiva de tonelaje de la carga como no se había visto en el pasado.

Cobertura adicional

Las violentas escaramuzas políticas en todo el mundo también han afectado al mercado de los fletes, mientras que los bajos precios del petróleo han ofrecido a los armadores un poco de consuelo. La diferencia entre el búnker con un 0,5% de azufre y el de un 3,5% de azufre promedió alrededor de US$70/tonelada en los últimos tres trimestres después de abrir a US$353/tonelada el 2 de enero.

El índice CapeT4 de S&P Global Platts, un indicador medio ponderado del mercado mundial de tamaño de Capesize para los buques que queman combustible con un contenido de azufre del 0,5%, tras haber caído a un mínimo de US$2.075 dólares el 14 de mayo, alcanzó un máximo de US$33.438 el 5 de octubre, cuando se disparó el apetito por el mineral de hierro en China.

Del mismo modo, el índice Kamsarmax medio ponderado, KMAX 9, que se lanzó en mayo, alcanzó un mínimo de US$5.175/día y un máximo de US$15.352/día, con un promedio de US$10.768/día en 2020.

Se espera que la economía mundial, uno de los principales factores de demanda para el transporte marítimo de commodities, mejore con la esperanza de la acción de las vacunas durante el 1T21. S&P Global Platts Analytics ha proyectado un crecimiento del PIB mundial del 5% en 2021, utilizando un escenario base con velocidades de recuperación moderadas.

El exceso de suministro Capesize

Los precios del mineral de hierro se dispararon debido a las interrupciones de la oferta. Sin embargo, tuvo poco impacto en las tarifas de flete Capesize. La menor producción de mineral de hierro de la minera brasileña Vale para 2020 tuvo un gran impacto en este segmento. Vale redujo su orientación a 300 millones-305 millones de toneladas el 2 de diciembre desde las 340 millones-355 millones de toneladas pronosticadas a principios de año. Para 2021, la minera tiene como objetivo una producción de 315 millones-335 millones de toneladas.

“Esperamos que la producción de Vale en 2021 [también] esté cerca del fondo del rango de orientación. Pero sigue siendo mejor que la que teníamos [en 2020]”, aseguró a Platts una fuente propietaria de un buque de Capesize. Con los precios del mineral de hierro en el nivel más alto de los últimos ocho años, otras mineras podrían aumentar la producción para compensar la menor producción prevista por Vale.

Con más de 100 buques Capesize, que suman unos 30 millones de dwt, cuya entrega está prevista para el 2021, las tarifas de flete pueden estar bajo presión, dijo un analista de transporte, añadiendo que el 43% de ellos entrarán en el mercado del 1T21, que es el más bajo de la temporada.

Por otra parte, los recién construidos buques Valemax y Guaibamax están acaparando la cuota del mercado spot Capesize. Estos buques transportaron alrededor de 106 millones de toneladas de hierro este año y se espera que aumenten en un 32% a 140 millones de toneladas el próximo año, según Vale.

Mientras que la cuota de mercado de carbón Capesize disminuyó en 2020, el apoyo ha llegado desde África Occidental al flujo de bauxita de China, que ha aumentado de 59,6 millones de toneladas en 2018 a 70,2 millones de toneladas en 2019, según el Banco Mundial. El volumen de exportación anualizado de enero a octubre de este año fue de 82 millones de toneladas, según Klaveness Research.

Panamax, Supramax y Las tensiones comerciales

El segmento sub-Capesize se vio afectado por la disminución de los volúmenes de carga de carbón. Según Platts Analytics, la pandemia ha reducido la demanda de carbón térmico transportado por mar en 152 millones de toneladas a 911 millones de toneladas en 2020. Se espera que se recupere hasta alcanzar 956 millones de toneladas en 2021, principalmente por las expectativas de recuperación de las importaciones de carbón de la India.

Las restricciones a la importación en los puertos chinos han hecho que la demanda puntual de cargas de carbón disminuya este año, y las fuentes del mercado esperan que continúe en 2021 mientras Beijing trata de gestionar sus precios internos de carbón.

La tensión política entre China y Australia ha afectado a los segmentos Panamax y Supramax con el cese de la entrada de carbón australiano a China. Mientras tanto, China está tratando de aumentar sus importaciones de carbón de Indonesia tras haber firmado un memorando de entendimiento por valor de US$1.500 millones con Yakarta para suministrar 200 millones de toneladas de carbón térmico en tres años.

Un corredor marítimo, señaló: “China sólo ha liberado cuotas [de importación] de carbón porque los precios del carbón están dañando la economía. Tienen espacio para las importaciones”. El aumento de la cuota de importación de carbón mongol y ruso en China está afectando al mercado de fletes marítimos, ya que los cargamentos de estos orígenes se mueven en trenes, así como en tramos marítimos más cortos.

Además, las importaciones de carbón térmico de la India disminuyeron abruptamente este año en unos 35 millones de toneladas, hasta 162 millones de toneladas. Platts Analytics espera que las importaciones se recuperen hasta alcanzar los 210 millones de toneladas en 2021.

Este sitio web guardará sus cookies