Navieras refuerzan su postura contra la intransigencia sindical

Por
May 13, 2019

Mientras rige la conciliación obligatoria dictada por la Dirección de Relaciones Laborales hasta una nueva reunión el próximo martes 22 a las 15, la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA) emitió un nuevo comunicado para reforzar su postura frente al conflicto que mantiene con el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

Los empresarios destacan que “en el contexto de un país que está esforzándose por viabilizar su desarrollo y mejorar su desempeño logístico, donde impera el absurdo de que el transporte por camión, en algunos casos, es más competitivo que con buques, donde casi no hay barcos Argentinos que muevan mercaderías en el ámbito regional y es nula su participación en el tráfico internacional, el SOMU, el viernes 11 de enero paró por cuatro días las operaciones de la flota nacional, con un resultado de 73 buques afectados, estimándose un costo, para las empresas de 10.500.000 dólares (sin contar las pérdidas ocasionadas a las terminales portuarias)”.

La medida, destacan “afectó al país, provocando incertidumbre en el abastecimiento de combustible, en el turismo internacional de cruceros, y dificultando la operatividad de buques de carga en todos los puertos argentinos”.

FENA subraya que la la marina mercante argentina “es un sector donde no existe informalidad, donde los marineros perciben salarios muy superiores al promedio de nuestro país, encontrándose entre los $ 80.000 y los $ 100.000, mientras que la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (RIPTE) en la Argentina se encuentra alrededor de los $ 33.000, y la de un profesor titular de la Universidad de Buenos Aires, con 10 años de antigüedad y dedicación exclusiva es de $ 62.377,68”, ilustran.

Distorsiones

Los empresarios enumeraron además “cuestiones sobre las modalidades de trabajo que se encuentran distorsionadas, que afectan a la competitividad, y que debemos modificar para que este sector comience a salir a flote”:

Por el coeficiente de francos, enfermedades, demás licencias legales y convencionales, del 0,80 por cada día trabajado, un tripulante trabaja 5 meses y percibe 13 salarios.

Por el coeficiente de francos, para tripular un barco se necesitan más de 2 tripulaciones.
Pretenden cobrar sumas adicionales por tareas asignadas para el rol que ocupan, y para la calificación que tienen, en su horario de trabajo.
Cada día feriado trabajado, se paga tres veces, dado que se paga con doble (es decir con un recargo del 100%) y -además- porque genera un franco adicional (que obviamente también se paga).

“Cabe señalar que producto del diálogo, FENA y uno de los gremios del sector , el Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante, interpretando el escenario de grave crisis estructural de la actividad, y en el marco del Proceso de Reestructuración Productiva –impulsado por FENA en octubre de 2016– y en línea con la Mesa Logística lanzada como política de Estado por el gobierno nacional, a efectos de mejorar la competitividad y generar inversiones, se logró suscribir la modificación del Convenio Colectivo de Trabajo. Con el objetivo de detener la crisis y con la ambición de incorporar nuevos buques y generar más puestos de trabajo”, manifiestan.

“Adicionalmente y en consonancia con lo que pregona el Gobierno –bajar los costos logísticos y mejorar la competitividad– no solamente se está bregando por alinear los convenios colectivos existentes con las demás marinas mercantes del mundo, sino también se está gestando una agenda positiva, la cual prevé consensuar nuevos convenios colectivos de trabajo para poder competir con otras banderas en el tráfico regional de la Hidrovía Paraguay Paraná y en el tráfico marítimo internacional. Con el mismo objetivo, más buques y más tripulantes argentinos”, concluyeron.

Este sitio web guardará sus cookies